Religión en la enseñanza pública

Iñaki Oyarzabal, parlamentario del PP en el Parlamento Vasco, ha denunciado recientemente que hay centros que avanzan materia en horas reservadas para impartir religión o alternativa. Y es que hoy en día los padres tienen plena libertad a la hora de elegir si su hijo estudiará la asignatura de religión o por el contrario optan por la asignatura alternativa. En la CAV, los que eligen la primera opción son la minoría en la red pública.

Ahora bien, seguro que en varios centros existen clases en las que ningún alumno es matriculado en religión. El señor Oyarzabal se lamenta de que esas horas se aprovechen para adelantar y reforzar materia. ¿Es algo tan grave? ¿Enserio? ¿En qué se perjudica al alumno? Decir que se “pisotean” los derechos de los alumnos, padres y profesores deja muy por debajo la talla política de este partido. Y eso sin mencionar lo de que “echan de la enseñanza pública a las familias que quieren religión y castellano”. Pche, no se por qué me sorprendo. Que van a decir estos señores del Partido Popular, si quieren erradicar todo lo que huela público.

Al margen de desvarios mentales, me gustaría compartir mi experiencia personal. Siempre he estudiado en la red pública hasta bachillerato y recuerdo perfectamente que en mi clase de primaria había un solo compañero que iba a religión y mientras tanto el resto de la clase nos quedábamos con el tutor impartiendo la asignatura de alternativa. Os puedo asegurar que durante seis cursos, fueron muchas las horas echadas a la basura y es que no estamos como para desaprovechar el tiempo en las aulas. Ya en la ESO, los compañeros que iban a religión veían películas y aprobaban con sobresaliente sin hacer ningún esfuerzo, mientras que los demás teníamos que estudiar horas extra para aprobar la asignatura de Ética.

Siempre he pensado que la escuela no es el lugar adecuado para estudiar religión (sea cual sea) y que se podrían utilizar esas horas para reforzar asignaturas mucho más importantes en el desarrollo académico del alumno. Eso sí, no estaría de más añadir en la asignatura de historia un tema dirigido a conocer las diferentes religiones del mundo para obtener un conocimiento general sobre las mismas.

Por lo tanto, la postura del PP demuestra el miedo que tienen a que muchos padres no vuelvan a matricular a sus hijos en religión católica para que mejoren en otras asignaturas y aprovechen el tiempo. ¿Esa es la responsabilidad política que tienen? Hay que erradicar todo tipo de religión en la enseñanza pública cuanto antes, ya que no es igual para todos y los valores que se transmiten son diferentes. Es motivo de confrontación dentro de los centros y además perjudica directamente la educación de los alumnos. Pero ojo, que ahora se quieren sumar al carro los musulmanes. Claro, si los católicos pueden, ¿ellos por que no?

Anuncios
Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: