Prestige II

Todo lo que está ocurriendo me recuerda a la gestión caótica del Gobierno con el Prestige. Una crisis que se pudo evitar y reducir su impacto notablemente si se hubiesen tomado las decisiones correctas desde el principio. Pero en vez de eso, el Gobierno de Aznar no dio importancia a la situación. Días más tarde, intentaron evitar el problema alejando el barco a aguas internacionales, lo más lejos posible de las costas españolas pensando así que no les afectaría. Rajoy mintió a la sociedad sobre la gravedad de la situación. Los hilos de crudo de los que se hablaba al principio se convirtieron en poco tiempo en regueros de chapapote. Una vez se dieron cuenta de que el Prestige era una bomba de relojería, improvisaron hasta el último momento hasta que el barco se hundió. ¿Sus consecuencias? Todos las sabemos. La gestión de la situación económica estos días es identica: Rajoy está desbordado, no puede controlar a los mercados y cada día se contradice. Se le ha vuelto a ir de las manos y parece que otra vez nada podrá hacer para evitar que el barco se hunda.

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: